miércoles, 23 de diciembre de 2015

Pequeños espejismos




A veces me parece que el mundo es un gran desierto. Un enorme desierto de arena fina lleno de huellas en todas las direcciones.A veces me parece que andamos sobre ese desierto sin dirección alguna. Algunos dejan huellas rectas e infinitas, otros trazan enormes círculos, los hay que andan zigzagueando continuamente y están los que construyen enormes espirales. A menudo veo sus huellas. Sé lo que fue de ellos y percibo su camino, pero nunca siento a nadie. Mi desierto está vacío y tiene un horizonte lejano que no esta al alcance de mis manos. Cuando, cansado, me siento y reflexiono, observo los pequeños espejismos que me rodean y decido, con calma, cual será el próximo que se desvanecerá entre mis manos.