viernes, 27 de diciembre de 2013

Felicidad breve

Uno no cree en la felicidad completa, pero sí en los pequeños placeres. Además procuro dármelos. No necesito mucho, con que se den una serie de factores ya lo tengo.
Por ejemplo, a mí no me gusta conducir, no me ha gustado nunca y, desgraciadamente, lo he tenido que hacer mucho; cuando hacía teatro en la Universidad, cuando hice la 'mili', cuando trabajaba con los títeres, ahora en mi actual trabajo, ... He tenido que hacer muchos kilómetros y, casi siempre, me ha tocado conducir a mí. Pero hay algo de conducir que sí me gusta, pero tienen que darse una serie de coincidencias: un paisaje adecuado, una carretera placida, la banda sonora del momento y una buena recreación fílmica. Sí se dan todas estas coincidencias, mi imaginación vaga y el engañoso tiempo transcurre inconscientemente, haciéndome feliz un instante, un corto espacio de tiempo.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

El bucle

A veces tiendo a pensar que muchos de mis amigos, de mis conocidos, gran parte de la prensa y la radio que oigo y yo, no estamos dispuestos a soportar por un momento más la corrupción, el engaño, la desconfianza, la falta de ética, la mentira, la mala gestión, la idiotez, la miseria, la falta de ideas, ... que exhiben esas personas que gestionan nuestro dinero.  A veces tiendo a pensar por lo leído y oído a muchas personas preparadas y con sentido común, que los ciudadanos estamos empezando a ser conscientes de nuestros derechos y de nuestros deberes. A veces tiendo a pensar que el mundo va a cambiar que todos somos solidarios, que todos somos ciudadanos respetuosos y que hablando solucionamos todo. A veces tiendo a pensar que todos compartimos las mismas ideas, los mismos sentimientos, el mismo humor. A veces tiendo a pensar que derribaremos los gobiernos injustos, crueles, mentirosos, lacayos. A veces tiendo a pensar...  y me emociono tanto que doy un golpe en la mesa, entonces se apaga 'el feibu' y vuelvo a la realidad.