miércoles, 17 de julio de 2013

REDES 2

Aun no creyendo en la teoría expuesta en el apunte anterior (REDES), he de decir que es bastante sugestiva. Se me ocurren gran cantidad de ideas relacionadas con ella. Por ejemplo, visualicemos una enorme red, cada uno de nosotros sería uno de los nudos que unen los distintos hilos, cuando cualquier punto de esa red sufriera una tensión, inmediatamente, unos de una manera más intensa y otros de manera más leve, sufriríamos y reflejaríamos esa tensión. Es decir, si alguien sufriera un percance, una desgracia, una alegría, un suceso, inmediatamente se transmitiría a los demás, a unos con fuerza y a otros con un leve suspiro. Cualquier cosa, cualquier hecho, cualquier acto nos llegaría a todos/as de manera perceptible, a unos, e imperceptible a otros/as ¿Bonito verdad? El problema, quizás,  sea que nuestros sentidos o nuestras mente no esta preparada para escuchar esos mensajes, esos tirones de la red que nos dice cosas.

martes, 2 de julio de 2013

REDES

Mi pareja tiene una teoría: el mundo (en este caso las relaciones humanas, sobre todo las de amistad) está construido como una inmensa red. Así pues, esta inmensa red posibilita que cualquiera de nosotros tenga un amigo o conocido que conoce a otra persona que, a su vez, conoce a otra persona que, a su vez, conoce a otra persona que te conoce a ti o que, quizás, conoce a alguien que te conoce  a ti. Todo esto sin importar la distancia ni el tiempo.

Contaré algo que nos pasó que lo explica bastante bien (o no):
 Fini (mi pareja) vivió muchos años en un piso con una chica islandesa, pero originaria de una pequeña isla de Islandia donde vivirán unas 3 o 4 mil personas. Bien, pues un buen día, Fini contacta, gracias a facebook, con otra amiga, excompañera de colegio, de origen belga, que estudió unos años con ella  pero que volvió a su país y con la que, prácticamente, había perdido la relación. Tini, que así se llama su amiga belga, vino este último verano a España a casa de una hermana. Casualmente, vive cerca de nosotros. Así que decidimos quedar una noche e ir a cenar cerca de la playa. Hablamos y nos contamos  mil y una cosas y, en un momento, la conversación derivó hacia lo extrañas que nos resultan algunas costumbres de otros países y...  sale Islandia. Entonces Fini dice:                       
  • "Yo tuve una compañera de piso que era islandesa, pero que era de una pequeña isla que pertenece a Islandia". 
  • "Vestmannaeyjar", dice  la hermana de Tini.
 Todos nos miramos sorprendidos ¿Cómo podía saber el nombre de la isla? ¡Muy sencillo! Porque ella tenía, en España, una vecina islandesa que también era de esa isla y que conocía a su compañera. 
  • "El mundo es un pañuelo lleno de casualidades", pensé yo. 
  • "El mundo es una gran red donde todos estamos interrelacionados, donde todo el mundo se conoce" pensó Fini.
¿Qué piensas tú?