martes, 26 de febrero de 2013

Nota vacía

Hoy es martes 26 de febrero del 2013, un día cualquiera. Llevo casi un mes dándole vueltas a esta nota, llevo casi un mes pensando como decir algunas preguntas que me rondan la cabeza, llevo casi un mes acumulando borradores sin terminar y, por fin, hoy he decidido seguir el camino más sencillo: expresar mi duda tal cual la tengo, sin adornos. Sé que es una idea bastante simple, pero creo que mi cabeza no da para más. Hay va:

  • ¿Por qué es tan difícil dimitir de un cargo público? ¿Hay alguna fuerza oculta que lo impida? ¿El que ocupa ese cargo es imprescindible? Es decir ¿No hay nadie en su partido, en su entorno, en la comunidad, en la nación que pueda realizar su trabajo? ¿Los cargos públicos no son servidores de la ciudadanía? Si lo son ¿Están a disposición de ella? Entonces ¿Por qué nos avergüenzan?