domingo, 30 de diciembre de 2012

Democracia

Supongamos que la democracia fuera una empresa. Nosotros nos podríamos situar, por un lado,  como empleados y colocaríamos a los políticos como a nuestros jefes, con la servidumbre que esto conlleva. Pero, por otro lado, nosotros podríamos situarnos como accionistas y ver a los políticos como directivos, señores que nosotros colocamos para llevar de una manera adecuada ( lo que cada uno considerara como adecuado) nuestra empresa  y nuestro dinero.
Creo que la democracia española se ha consolidado más como la primera opción, que, como la segunda y, sin embargo, pienso que, cada uno de nosotros, estaríamos más de acuerdo con la segunda ¿Por qué sucede esto así? No lo sé muy bien, pero sospecho que tiene mucho que ver con los miedos, el paternalismo, la infantilización, la gazmoñería, la comodidad y otras muchas cosas de nuestra manera de ser ciudadanos.
A mi por ejemplo, me encanta, votar con mi bolsillo. Es decir,pensar que a quien le voto invierte el dinero que yo pago con mis impuestos en mejorar el colegio y el instituto público donde llevo a mis hijas, el ambulatorio y los hospitales públicos donde va mi familia y amigos, las bibliotecas, casas de cultura, teatros, los servicios sociales que ayudan a amigos y desconocidos que lo necesitan, etc. Pero no sólo se preocupan de invertir sino también de gestionar ese dinero  y de que ese dinero se gaste adecuadamente ¿Lo hacen? Yo pienso que no y además conozco a muchos que también lo piensan. Entonces ¿Por qué hay unos gestores que hacen justo lo contrario? ¿Somos una minoría los que pensamos así?

viernes, 14 de diciembre de 2012

Romper

Como hace nueve meses que ya no soy titiritero, es inútil seguir publicando como si lo  fuera. Ya no lo soy, así que a a partir de hoy será sólo un cuaderno de notas, me gustaría que fueran las notas del día, pero uno es como es y ya veremos en que desemboca esto.
Así que a tod@s aquell@s  (si algun@ hay) que se acercaban a este blog buscando al titiritero, ya no lo encontraran. Lo siento, no me sale. Sin embargo puede que descubran otra cosa. Si no les gusta, lo entenderé, cuando algunos descubren al tipo feo que maneja los títeres se desilusionan, es normal. Pero es lo que hay, entenderé que no les interese.